Día 7: No es una despedida, es un “hasta pronto”

El intercambio llega a su fin. Los sentimientos de los lazos que se han formado florecen. Un intercambio en familia no es solo practicar un idioma o aprender otro nuevo: es también conocerse a si mismo para poder comprender al otro, entender y respetar a un pueblo y saber ver que en las diferencias está la virtud de lo que es un enriquecimiento personal y académico para creer en un mundo mejor.

Ci vediamo presto!

Anuncios

Día 6: Recepción en Ayuntamiento de Senigallia y cena de despedida

Hoy nos ha recibido la responsable de educación y de los intercambios lingüísticos de la ciudad. Hemos agradecido la acogida y nos alegra saber que hemos sido muy bienvenidos para los senigalliesi.

Después de un último almuerzo con las familias y una tarde por Senigallia, hemos disfrutado de la última cena todos juntos en una de las pizzerias más populares de la ciudad.

Día 5: Roma “Città Eterna”

Hoy hemos disfrutado de un día en Roma; la gran metrópolis de la humanidad y la ciudad más influyente en arte, literatura, religión y derecho de los siglos posteriores.

Hemos podido realizar un recorrido que nos ha llevado a los lugares más emblemáticos de la ciudad como el Coliseo, la Plaza de Venezia, la plaza del Campidoglio, la Fontana di Trevi, el Panteón, la Plaza del Vaticano… No solo son sus monumentos, también de sus calles y su ambiente han hecho de esta jornada un día para memorar.

Tutte le strade conducone a Roma

Día 3: Clases y Ancona

Hoy hemos tenido clases de bilogía, física y matemáticas y español e inglés.

Después de las clases en el Liceo, nos hemos ido de visita a Ancona. Esta ciudad, que recibe su nombre del griego por la forma que presenta, es la capital de la región de Le Marche.

Día 2: Clases de español e italiano y visita a Urbino

El Liceo en el que nos encontramos recibe su nombre por el físico y político italiano al que se le deben las primeras experiencias con el radar y la hipótesis de las bandas ionizantes en la atmósfera superior (bandas de Van Allen).

Después de disfrutar de las clases de español y de italiano nos disponemos a visitar la ciudad vecina de Urbino que se encuentra a menos de una hora en autobus de Senigallia. Durante el trayecto, se prueba una vez más que españoles e italianos tenemos muchas cosas en común:

El centro histórico de Urbino fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1998 y el hecho de tener que acceder atravesando la muralla ya nos hace vivir la experiencia de trasladarnos a la Edad Media.

6670BF6B-B238-44EF-8DDC-B217AFA2797A

Piazza de la Republica:

Sus calles estrechas y sus edificios construidos hacen de Urbino una ciudad de auténtico encanto italiano.

IMG-2524

Palazzo Ducale:

El Palacio es el auténtico orgullo de Urbino. En él, hemos podido disfrutar de una de las colecciones de arte más importantes de la zona como la pintura La Muta de Rafael.

Casa Natale di Raffaello y monumento al pintor:

La Fortezza dell’Albornoz y vistas del casco histórico:

Para terminar el día, disfrutamos de un gelato artigianale:

Y porque es más importante vivirlo que contarlo hasta la próxima: ci vediamo presto!

Día 1: Conociendo Senigallia

Hoy hemos empezado el día con una bienvenida del director y conociendo el instituto Liceo Enrico Medí.

9190D04D-845F-4675-995E-773FD528465A

Hemos pasado la mañana conociendo los rincones de la ciudad que nos acoge de la mano de nuestros anfitriones que nos han ofrecido una visita guiada preparada por ellos mismos:

Área arqueológica del teatro donde hemos podido ver el cardo e decumano de lo que era el antiguo foro romano.

Teatro de Senigallia

Ayuntamiento

Iglesia De la Croce

Catedral y plaza Garibaldi

Foro Annonario

La fortaleza La Rocca

Su costa y la escultura Penélope cumpliendo la tradición senigalliese para tener fortuna.

La Rotonda, un auditorio que une la tierra y el mar.

Para terminar hemos disfrutado de un almuerzo típico italiano en el Instituto Panzini:

A domani!